El dueño de la mina de uranio de Salamanca (Berkeley Energia) debutará en el Mercado Continuo el 7 de junio

El grupo dará su salto a la Bolsa española con un 'listing'.

©Europa Press / BERKELEY

Berkeley Energia, la empresa propietaria de la mina de uranio de Salamanca, debutará en el Mercado Continuo español el próximo 7 de junio, informó la compañía.

En concreto, el grupo dará su salto a la Bolsa española con un ‘listing’, una fórmula que supone la venta directa de acciones de la empresa.

Previamente, la compañía indicó que dará el salto al mercado principal de la Bolsa de Londres, lo que está previsto para el próximo 6 de junio.

En la admisión en la Bolsa de Londres y en el Mercado Continuo español, el capital de la compañía estará compuesto por 254,684 millones de acciones ordinarias.

Renta 4 actuará como bróker en España del grupo, que destacó que los ‘listings’ buscan posicionar a la compañía ante su siguiente fase de desarrollo, reforzando su perfil y motivando la futura participación de inversores británicos, españoles y de otros mercados europeos en el crecimiento de la compañía.

El consejero delegado de Berkeley, Paul Atherley, destacó que este salto a las Bolsas de Londres y España representa “un gran paso hacia delante para la compañía” mientras avanza en el desarrollo de su proyecto minero en Salamanca.

ÚNICA MINERA COTIZADA EN ESPAÑA.

“Un proyecto que aporta impulso económico a la región, creando empleo necesario en una zona afectada por uno de los niveles de desempleo más altos de Europa”, añadió Atherley, quien subrayó que Berkeley se convertirá en “la única compañía minera cotizada en España y espera ser parte activa de la historia de la minería moderna en este país, creando valor sostenido para sus accionistas”.

Berkeley continuará cotizando en la Bolsa australiana (ASX). Las acciones de la compañía (o los intereses depositarios en representación de acciones) serán intercambiables entre la ASX, la Bolsa de Londres y la española.

A principios del pasado mes de mayo, el grupo ya adelantó su intención de solicitar su admisión a cotización en la Bolsa española y en el mercado de Londres.

Entonces, la compañía indicó que “dada la ubicación geográfica” del proyecto Salamanca en Europa y “el tamaño y madurez de la empresa y sus operaciones”, su consejo había considerado que esta operación de dar el salto para cotizar en Londres y en España era “apropiada para proporcionar a la compañía opciones para su potencial crecimiento futuro”.