El Colegio de Veterinarios de Toledo aborda el importante papel de estos profesionales en el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos

García Alía ha subrayado que “el aumento de la resistencia a los antibióticos se debe a diversos factores, destacando el uso inapropiado e indiscriminado de los antibióticos como uno de los que más contribuyen a la aparición de este fenómeno”.

© Colegio de Veterinarios de Toledo

El Colegio Oficial de Veterinarios de Toledo llevó a cabo ayer en su sede la jornada “Uso de antimicrobianos en veterinaria, un reto y una oportunidad: Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos”, que ha pretendido analizar el desarrollo de nuevas herramientas como métodos de diagnóstico rápido o buscar alternativas al uso de antibióticos.

La jornada, a la que han asistido casi un centenar de colegiados, ha sido presentada por el presidente del Colegio, Luis Alberto García Alía, que ha dado las gracias a todos los asistentes y ha afirmado que “este es un tema muy interesante que nos preocupa, por eso nuestra intención es daros toda la información que nos demandáis para poder hacer una praxis más correcta de la prescripción de antibióticos. Sabéis que estamos en un momento crucial, con un mes de intervalo hay que empezar a comunicar las prescripciones antibióticas a la base de datos del Ministerio de Agricultura”.

García Alía ha subrayado además que “el aumento de la resistencia a los antibióticos se debe a diversos factores, destacando el uso inapropiado e indiscriminado de los antibióticos como uno de los que más contribuyen a la aparición de este fenómeno”.  

En España desde el año 2014 se ha desarrollado una estrategia de lucha frente a este problema: El Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) con un enfo­que integral de una sola salud.  “Este primer PRAN, con una duración de cinco años, ha finalizado en diciembre de 2018 y tras los resultados, se puede decir que ha sido un buen punto de partida” ha destacado el presidente de los veterinarios toledanos.

En concreto, el consumo total de antibióticos en el ámbito de la salud humana se ha reducido un 4,34% y en el ámbito de la sanidad animal, se ha registrado una reducción de las ventas de antibióticos de un 14%.

Nuevas estrategias para 2019

El Plan Nacional de Resistencia a los Antibióticos, que ha sido aprobado para los años 2019-2021, presenta nuevos restos, tal y como ha matizado el presidente del colegio. Para ello, es necesario abordar aspectos específicos como el “análisis y desarrollo de nuevas herramientas como métodos de diagnóstico rápido o alternativas al uso de antibióticos”; “mejorar la vigilancia, el  control del consumo y la resistencia”; “extender los programas voluntarios de reducción de consumo a todos los sectores” y “llevar a cabo medidas de prevención, como uno de los objetivos prioritario para trabajar el uso de antibióticos”.

Virginia Rodríguez, responsable de Registro del Medicamento de Zoetis, ha manifestado que “no solo se trata este de un tema muy interesante, sino también controvertido y de actualidad; todos hemos oído hablar del uso racional de antibióticos, por eso el objetivo de esta jornada es, entre todos, poder clarificar las implicaciones prácticas que la publicación de esta legislación puede tener en el trabajo del día a día del veterinario clínico”.

En este sentido, la jefe de Servicio en la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, Cristina Muñoz Madero, encargada de desarrollar la jornada, ha destacado durante su ponencia sobre el uso de antimicrobianos en veterinaria,  “la importancia de los programas de vacunación, las mejoras de bioseguridad, y sobre todo la formación continua de los profesionales para conseguir una nueva actitud en el uso de los medicamentos”.

Hygia pecoris, salus populi (“La higiene del ganado, la salud de las personas”)

Por otro lado durante el  curso, se ha puesto en valor la relación entre la salud de las personas y la salud de los animales en su entorno, haciendo referencia al lema de los veterinarios que figura en el escudo de la profesión desde 1922, es “Hygia pecoris, salus populi” (“La higiene del ganado, la salud de las personas”).

La veterinaria está considerada por la legislación española desde hace muchos años como una profesión sanitaria y, como tal, asume funciones y responsabilidades en este ámbito. El veterinario cumple un importante papel en el control del riesgo de transmisión de enfermedades de los animales al ser humano, tanto directa (por contacto) como indirectamente (a través de los alimentos).

Concepto One Health

Asimismo, durante el curso se ha destacado la importancia del concepto One Health (“Una Sola Salud”)  como estrategia mundial para aumentar la comunicación y la colaboración interdisciplinar en el cuidado de la salud de las personas, los animales y el medio ambiente, entendiendo de este modo que “todos están ligados entre sí”.

Los veterinarios desarrollan su labor en el ámbito de la salud pública y este campo de las resistencias antimicrobianas representa un escenario en el que, dado su singular sensibilidad, hay implicaciones importantes. No obstante, se debe tener en cuenta que “la cuantía de los antibióticos usados en el ámbito veterinario, supone un pequeño porcentaje sobre el total de los que se prescriben en España” tal y como ha señalado el presidente del Colegio.

Se calcula que en Europa se producen 33.000 muertes anuales como consecuencia de infecciones hospitalarias causadas por bacterias resistentes, 3000 de ellas en España. En este sentido, la aparición y propagación de las infecciones causadas por bacterias resistentes al tratamiento con antibióticos constituye uno de las amenazas globales más serias para la salud pública. Así lo confirman las cifras de mortalidad como consecuencia de dichas infecciones.